Fundaber

Miel "Don Francisco"

Nuestra Fundación posee dos apiarios instalados y dispuestos dentro de nuestro establecimiento de campo y complejo educativo que cuentan hoy con 100 colmenas.

Miel "Don Francisco"

Somos productores apícolas desde hace más de 30 años, siempre pensando en fomentar la actividad a través de nuestra producción y el dictado de nuestro curso en Iniciación Apícola.

El principal rol de las abejas en la vida del planeta es la polinización de los cultivos, y además de polinizar, la abeja melífera, produce miel, polen, propóleos, cera, jalea real y venenos para el beneficio de la humanidad. El 75% de los cultivos en el mundo se benefician con la polinización y las abejas son las más importantes polinizadoras. La polinización de las abejas no solo es responsable de la cantidad, calidad y valor comercial de los cultivos, sino además, de la provisión de importantes servicios al medio ambiente mediante el aporte al mantenimiento de la biodiversidad. Por lo tanto, para nuestra Fundación, la actividad apícola es fundamental para el sustento de la humanidad, y la intervención del hombre en la vida de las abejas, con un manejo responsable y amoroso, genera excedentes de productos de la colmena, tan valiosos para nosotros en materia de salud, que podemos aprovechar conviviendo con ellas y generándoles todas las condiciones adecuadas para su sustento.

Nuestros apiarios están ubicados dentro del establecimiento, manejados con los principios agroecológicos básicos, rodeados de pasturas de base alfalfa, de donde recolectan la mayor cantidad de néctar, además de una inmensa cortina forestal de eucaliptus de donde extraen el néctar de las floraciones tempranas, y de montes de acacias blancas que también aprovechan, la gran diversidad de flora espontánea existente que siempre conservamos, también visitan el monte frutal de cítricos, y nuestra huerta agroecológica. De allí, realizan la recolección del néctar con el que finalmente producen la miel, que cosechamos generalmente en el mes de febrero de cada año, y extraemos en nuestra propia sala de extracción, acondicionamiento y fraccionamiento registrada en SENASA y habilitada y auditada por ASSAL.

Una vez obtenida la producción anual, la fraccionamos en potes de medio kilo y un kilo bajo la marca Miel “Don Francisco” que ya ha logrado su reconocimiento y buen nombre. Miel “Don Francisco” nace del espíritu de trascender barreras, a través del trabajo en equipo y con una gran responsabilidad, dedicación y amor.

Hoy se comercializa en la ciudad de Santa Fe, en varios puntos de venta como almacenes naturales y dietéticas, en la localidad de Cañada Rosquín y la Ciudad de San Jorge y tiene el sello “De Mi Tierra Santa Fe”, una marca colectiva de promoción que otorga el Estado Provincial a Micros, Pequeñas y Medianas industrias agroalimentarias asentadas en el territorio provincial, que cumplan con los requisitos establecidos.

 

Hacé tu consulta a: mieldonfrancisco@fundaber.org.ar